Pautas para fomentar el ahorro en los niños

Jun 07, 2019

Inculcar el hábito del ahorro en los niños puede ser visto de forma lúdica. No es necesario atiborrarlos con porcentajes, cifras o conceptos grandilocuentes. El tema se puede abordar de forma didáctica, siempre y cuando, los adultos sean portadores del ejemplo. La base está, además de presenciar la práctica del hábito en los padres, en el manejo de la gratificación retardada.

Es decir, la postergación del goce momentáneo frente a la visualización de un futuro goce de mayor alcance. Es un proceso que requiere disciplina, autocontrol, paciencia, voluntad y regulación emocional. En efecto, si desmenuzamos el proceso nos encontramos ante estos factores que, si son puestos en práctica por la familia entera, acarreará no solo el fomento del hábito del ahorro en el niño, sino la obtención de los objetivos que se propongan.

En ese sentido, si posicionamos el concepto -gratificación retardada- en la consecución del hábito que nos ocupa, tenemos en primera instancia, la importancia de expresarles a los niños que, el dinero “no se da en los árboles”, como versa el dicho popular. Si bien, la obtención de este es diferente en los adultos, el llamado “domingo” o “mesada”, puede verse más como una recompensa para los hijos que como una obligación para los padres. Aún si hay otros integrantes de la familia que tengan la atención de proporcionales ese detalle a los niños, puede verse ese “regalo” con un potencial mayor si se ahorra.

Será más sencillo visualizar la importancia del ahorro si se configura con los niños un objetivo a alcanzar que requiera inversión. Esto implica cierta planeación e incluso la realización de un presupuesto. Así sabrán que es necesario llevar a cabo un método y será más probable que tengan claro hacia dónde será dirigido su esfuerzo -ahorro-, con la satisfacción de ver materializado su objetivo. Además, resulta una preparación con miras al buen funcionamiento de sus finanzas personales.

Actualmente, se viven tiempos en donde predomina la sensación de inmediatez. Hay que remar a contracorriente en ese sentido y reforzar a cada tanto, la idea de la retribución retardada a través de la paciencia. Se deberá sopesar con los niños el goce inmediato por el goce futuro de mayor magnitud. De cierta forma, se trata de evitar la fijación del niño hacia ese “domingo” que está dejando de utilizar en el momento y enfocar su atención en otras actividades. En este aspecto, entra en juego la importancia de explicarles la diferencia entre “gasto” y “necesidad”; “valor” y “precio”. Recordemos que, como todo hábito, requiere refuerzo constante y no es una actividad de “solo una vez”.

Finalmente, no olvide la alcancía. De manera primigenia, puede ser la clásica que todos conocemos, o alguna incluso elaborada por el niño. Esto abre pauta para explicarles a los niños que existen otras maneras de ahorrar el dinero y es, a través de tarjetas prepagadas o cuentas de ahorro, entre otras opciones. Así, se iniciarán en el conocimiento de algunos productos financieros existentes.

En Imagina Leasing sabemos lo importante que es para usted la consecución de sus objetivos. Por lo que, proporcionamos diferentes soluciones mediante productos financieros y esquemas innovadores, adaptados a sus necesidades. Somos expertos en el arrendamiento empresarial, así como el arrendamiento de vehículos en México y, en general, arrendamiento de mobiliario. Ofrecemos atención personalizada con un alto nivel de calidad de servicio.

¡Acérquese a nosotros! ¡Somos su mejor respaldo financiero!

¿Sobre qué tema te gustaría saber más? Déjanos tus comentarios y propuestas un poco más abajo.

Notas Relacionadas