Devaluación y depreciación, ligeras pero importantes diferencias

Apr 28, 2015

Los últimos días con eso de que se ha trepado el precio del dólar casi a 15 pesos me han llegado muchas consultas alarmadas de si habrá una DEVALUACIÓN. Para que no panda el cúnico vamos a empezar por un tecnicismo que es que no puede haber ya devaluación sino depreciación.

No, no les estoy tratando de dar atole con el dedo. Esta ligera pero importante diferencia viene en el Pequeño Cerdo Capitalista – Inversiones y hoy se las voy a explicar:

Hay dos “sistemas” de tipo de cambio en el mundo:

– El fijo, que lo establece el gobierno por medio de un decreto.

– El flotante, que depende del mercado, de la famosa “oferta y demanda”.

México solía ser un país con tipo de cambio fijo hasta 1994 y éste se publicaba en el Diario Oficial de la Federación, por eso había pánico cada que cambiaba el sexenio… o el humor del presidente. En 1994 el tipo de cambio se liberó o “se dejó flotar”, ocurrió todo el tema del error de diciembre (les avisaron a los de la iniciativa privada antes de hacerlo) y la cotización pasó de 3 pesos por dólar a ¡7 y cacho pesos por dólar!

Más adelante el tipo de cambio se acomodó en bandas de entre 11 – 13 pesos por dólar y en 2009 hasta hubo un momento que en medio de la crisis-global-más-gripe-porcina-más-Apocalípsis-todos-vamos-a-morir llegó a estar en 15.49 pesos por dólar, muchos juraban que seguro se subiría a 20 o hasta 30 pesos por dólar, pero luego regresó a su banda de “flotación” normal.

Todo esto para decirles que en México ya no se puede devaluar la moneda por decreto. Puede llevarse unos buenos guamazos y depreciarse, como con la crisis global o ahora con la reciente caída de los precios del petróleo o que muchos inversionistas sacaron este año sus capitales de países emergentes medio por la recuperación y potencial subida de tasas de EU y medio por miedo de cómo les podía impactar… ¡ah! Y no olvidemos que las tasas que estaba pagando México a las inversiones este año bajaron fuerte, restando atractivo para las inversiones, pero no es una “prerrogativa” del presidente ni del gobernador de Banco de México ni del Secretario de Hacienda ni de ningún político.

Ahora, esta semana seguro escucharon que Banco de México “intervino” en el mercado cambiarioy el término los dejó igual de perplejos que la raíz cuadrada de la primaria. Bueno, aunque el tipo de cambio es flotante y depende del mercado, obviamente un súper apreciación (ej: cuando en 2008 el dólar estuvo por debajo de los 10 pesos) o una depreciación muy fuerte afectan la estabilidad de los precios en el país, entonces hay algunos mecanismos para tratar de influir en que el mercado no dé esos bandazos y haya liquidez. La famosa intervención es nada más y nada menos que una “subasta de dólares”, Banco de México pone en el mercado parte de las reservas internacionales que tenemos en dólares para que haya más oferta y al haber más oferta el “precio” suele bajar. Si quieren leer cómo funciona, den click a este comunicado de Banco de México.

Este asunto de la subasta de dólares Banco de México ya lo había hecho en la crisis global, justamente cuando el dólar se empezó a trepar por arriba de los 14 pesos. Les dejo este post del recuerdo de la última vez que el dólar anduvo en esos niveles y este otro que trae un fragmento de cuáles son las principales fuentes de divisas para México.

¿Eso quiere decir que el tipo de cambio puede bajar? Es posible, no muchísimo en el corto plazo pero sí. ¿Cuándo y a cuánto? Uy, ahí sí se las debo, dejé mi bolita mágica en el taller de reparaciones. El tipo de cambio es más difícil de predecir que el clima, pero si lo vemos como un mercado como cualquier otro el aumento en la oferta debe tener un efecto pronto.
Hay cosas que en el mediano y largo plazo nos deben tener atentos porque sí son estructurales como la baja en los precios del petróleo (nuestro principal ingreso)y el aumento de la deuda externa, por lo que no hay que tirar las campañas al vuelo, pero también es claro que “los mercados descuentan y se adelantan”, es decir, ya consideraron lo de los precios del petróleo, por lo que esta subida es la respuesta pero no necesariamente implica que continúe.

¿Sobre qué tema te gustaría saber más? Déjanos tus comentarios y propuestas un poco más abajo.

Notas Relacionadas